Radio Expresión

Martes, 16  Enero 2018
11:24:50pm
006284677

Your IP: 54.90.217.44
Server Time: 2018-01-16 23:24:50
A+ A A-

TransCanada promete mucho y cumple poco

2018-01-08 Huauchinango, Pue.- Aunque la empresa TransCanada ha prometido obras y empleo a autoridades y habitantes de los siete municipios de la Sierra Norte de Puebla que serán traspasados por el gasoducto Tuxpan-Tula a la fecha sólo las autoridades de Francisco Z. Mena y Venustiano Carranza han recibido apoyos para la rehabilitación de caminos que han sido afectados por los propios trabajos del megaproyecto.

De acuerdo con información oficial  con recursos aportados por la transnacional y su contratista italiana Bonatti se han reparado los caminos de acceso a la comunidad de El Coyolito en Francisco Z. Mena y en el caso de Venustiano Carranza se consiguieron 10 millones de pesos para hacer lo propios con algunas brechas saca cosechas.

Sin embargo, de acuerdo con datos aportados por habitantes de ambos municipios la entrega de los apoyos no ha sido un trámite simple: en el caso de Francisco Z. Mena, pobladores de El Coyolito, detuvieron en junio de 2017 la construcción del gasoducto Tuxpan-Tula en protesta por las “graves afectaciones” causadas a los accesos a la comunidad.

Los inconformes manifestaron que la empresa italiana Bonatti –contratada por TransCanada y que también estuvo a cargo del gasoducto Morelos- dañó los caminos que también han resentido afectaciones por el constante flujo de vehículos que trabajan para las empresas petroleras en el yacimiento Paleocanal de Chicontepec, y pararon la circulación de maquinaria y vehículos del corporativo.

La protesta concluyó casi un mes después con el acuerdo de reparar los caminos y también las brechas sacacosecha de la comunidad de San Rafael, en el municipio de Venustiano Carranza.

La entrega de los recursos a esta última demarcación mencionada, ocurrió a principios de diciembre pasado, casi cinco meses después, luego de que el gobernador José Antonio Gali Fayad interviniera en el asunto, según dio a conocer el alcalde Rafael Valencia Ávila al anunciar el inicio de los trabajos en las comunidades de San Rafael, San José y El Tepeyac.

Por otra parte, aunque TransCanada ha ofrecido empleo a los pobladores para lograr la aceptación del gasoducto, descalificó la mano de obra local para contratarla en la construcción y operación de los 263 mil metros de longitud de la tubería que atravesará además los estados de Hidalgo y Veracruz, debido a que la mayor parte de los habitantes de Venustiano Carranza, Jalpan, Pantepec, Tlacuilotepec, Tlaxco, Honey y Pahuatlán, “son albañiles, carpinteros, campesinos y artesanos”.

Aquí “será muy difícil reclutar personal calificado” para las obras del ducto que transportará diariamente 886 millones de pies cúbicos de gas desde el sur de Texas hasta el altiplano central del país, consideró la empresa canadiense en un Estudio de Impacto Social (EIS).

Sin embargo y  a pesar de que sólo se abrirán 980 plazas de trabajo durante los cuatro años que durará la construcción y los 25 años de operación de la tubería, una de las estrategias definidas en el documento de la transnacional es la de “comunicar (a los afectados) que se crearán empleos para las personas que viven las áreas de influencia –unas 130 comunidades de las tres entidades federativas-, como una “ampliación de los beneficios” que recibirán por la colocación del gasoducto.

“La empresa TransCanada viene a nuestra comunidad con la promesa de construir carreteras, clínicas y escuelas a cambio de que permitamos el paso del gasoducto, no obstante, con las mismas mentiras esta empresa engañó a los habitantes de otros pueblos de Hidalgo durante la construcción del gasoducto Tamazunchale-El Sauz, mismo que concluyó en 2014 y, a tres años de distancia, TransCanada no ha cumplido la construcción de un auditorio en San Miguel Miraflores, un vado en La Concordia, así como la edificación de una iglesia y una techumbre en Media Luna”, consideraron miembros del Consejo Regional de Pueblos Originarios en Defensa del Territorio de Puebla e Hidalgo.

Ellos mismos han documentado entre los compromisos incumplidos de la misma empresa la construcción de un puente vehicular en Lázaro Cárdenas,  además de la donación de tractores y 85 caballos para las comunidades.

Y apuntaron que en el caso del gasoducto El Encino-Topolobampo, realizado por el mismo corporativo canadiense, el gobierno federal inició el proceso de consulta sólo a finales de 2014, más de dos años después de la asignación del contrato a TransCanada y cuando los habitantes ya se habían percatado de la llegada de empleados a hacer trazos.

Ahí, además, la empresa fomentó “el consumo de alcohol en las fiestas tradicionales de las comunidades, para tratar de obtener las firmas que les permitieran detener los amparos que promovieron y continuar con las obras”.

A la fecha pobladores de Honey, Tlacuilotepec  y Pahuatlán en el estado de Puebla y Tenango de Doria en Hidalgo han promovido cinco Juicios de Amparo contra el gasoducto Tuxpan-Tula y los jueces de Distrito han ordenado la suspensión de las obras, del proceso de consulta y de la vigencia de los permisos ambientales y de impacto social de este megaproyecto.

The Best Bookmaker Betfair Review FBetting cvisit from here.

FacebookTwitter
Copyright © 2013 Radio Expresión Digital. Todos los derechos reservados.